FacebookTwitter

Tenemos 105 visitantes y ningun miembro en Línea

Domingo, 13 Enero 2019 18:09

Verdemar: " El avande del PGOU de La Línea es irreal, incompleto y sin futuro"

Escrito por Prensa Verdemar Ecologistas en Acción
Valora este artículo
(0 votos)

LA LÍNEA.-Verdemar entiende que el PGOU da las espaldas al litoral, sería importante por lo tanto que se incluya y se solicite la ampliación del ZEC Estrecho Oriental (Zona de Especial Conservacion) y mostramos nuestra oposición al fondeadero de buques en el frente litoral del Mar de Alborán

Proponer la ampliación de la Zona Especial de Conservación del Lugar de Importancia Comunitaria ES6120032 Estrecho Oriental de la región biogeográfica mediterránea de la Red Natura 2000 hasta la “Cala de La Sardina” en el límite de la provincia de Cádiz con Málaga. Y nos ponemos a su disposición para trabajar en este proyecto para consensuarlo y así darle un sentido mas natural.

Este espacio marino protegido, denominado Estrecho Oriental, se localiza en la parte este del Estrecho de Gibraltar. El Estrecho es la única conexión natural existente entre el mar Mediterráneo y el océano Atlántico, y sus aguas, que albergan una gran riqueza biológica con especies tanto mediterráneas como atlánticas, destacan por su importancia como corredor migratorio para numerosas especies de interés.

Este espacio marino protegido incluye la zona este de la Bahía de Algeciras y se extiende hasta el mar de Alborán, alcanzando su límite exterior una amplitud máxima de 7,4 millas náuticas. Cubre una superficie total de 23.641,82 hectáreas y baña el litoral del municipio de La Línea de la Concepción hasta la península de Gibraltar, en su extremo occidental.

Conviven con comunidades de grandes feofíceas (con las laminariales Laminaria ochroleuca y Phyllariopsis purpurascens), así como la  Cystoseira spp. Se pueden encontrar numerosas especies amenazadas, incluidas en diferentes anexos, catálogos y listados de especies protegidas en el ámbito internacional y nacional. Es el caso de especies como el puercoespín marino (Centrostephanus longispinus),el coral anaranjado (Astroides calycularis) y la caracola o bocina (Charonia lampas), incluidas todas ellas en el anexo II del Convenio de Berna y en el anexo II del Convenio de Barcelona, así como en otros listados de protección y catálogos estatal y autonómicos.

También coexisten  las nacras, Pinna nobilis y rudis. Moluscos bivalvos de la familia Pinnidae que se distribuyen principalmente por el Mediterráneo ligados a las praderas de Posidonia,  catalogadas como tipo de hábitat prioritario, según la Directiva Hábitats europea (92/43/CEE) de la Red Natura 2000. Se cataloga este hábitat como Posidonion Oceanicae (1120). El valor de este ecosistema que conforman las praderas de P. oceánica es reconocido a todos los niveles y su conservación es necesaria para muchas especies que allí se reproducen y alimentan, como es el caso de la nacra. La distribución y densidad de las poblaciones de Pinna nobilis y rudis coinciden a grandes rasgos con la distribución y estado de conservación de las praderas de Posidonia ocáanica, por lo que la conservación del hábitat y la especie están ligados.

Pinna nobilis Linnaeus, 1758, es una especie amenazada dependiente de este hábitat. Está catalogada como vulnerable por el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y también por el Anexo IV de la Directiva Hábitat y el Anexo II del Convenio de Barcelona (IUCN Red List of Threatened Species, 2012). A nivel de especie, internacionalmente está protegida según el anexo 1 de la Convención de Berna. Es una especie catalogada como vulnerable por el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y por el Anexo II del Convenio de Barcelona (IUCN Red List of Threatened Species, 2012).

También proponemos que en el avance se defina la oposición que este Ayuntamiento tiene al expediente de revisión de la delimitación de espacios y usos portuarios, Fondeadero Exterior propuesto por la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras (APBA) en el mar de Alborán por incumplir  la Ley 41/2010, de 29 de diciembre, de Protección del Medio Marino, pues la APBA, al planificar el nuevo fondeadero, no lo ha hecho en consonancia con la Estrategia Marina de la Demarcación Marina del Estrecho y Alborán (MAGRAMA 2012). Este incidiría muy negativamente en la economía de La Línea de la Concepción.

La APBA terminó con el turismo en la Bahía de Algeciras y ahora pretende sepultar el de la Costa del Sol y los valores ambientales del Mar de Alborán.

Por otra parte, pedimos que  se apueste por la recuperación de la playa poniente dentro de un Plan Integral de la Bahía de Algeciras y el litotal de levante, desde el Istmo hasta el puerto pesquero de “La Atunara.”

La Bahía de Algeciras, a lo largo de las últimas décadas ha sufrido enormes cambios debidos a la regulación de los ríos Guadarranque y Palmones, la instalación de industria pesada con sus sucesivos vertidos, los rellenos e infraestructuras portuarias, etc.

Esto ha provocado la pérdida de la rica biodiversidad de la Bahía, un sitio entre dos mares, mar Mediterráneo y océano Atlántico, que acogía especies de ambas zonas biogeográficas, siendo un ecosistema marino único, como el que actualmente se conserva en el Parque Natural marítimo-terrestre del Estrecho.

A nuestro parecer la solución pasa por realizar un Plan integral de recuperación de la Bahía de Algeciras. Dejemos de tirar dinero y arena al mar con actuaciones puntuales de cada Ayuntamiento. El plan tendría que contemplar la eliminación y creación de infraestructuras para recuperar la dinámica del litoral, así como la recuperación de los sebadales (praderas de Cymodocea nodosa), que permitan que nuestra Bahía vuelva a ser un mar limpio, oxigenado, rico en especies pesqueras y sin erosión.

Sobre la recuperación de la Playa de Levante y ordenar el frente litoral añadimos que en los últimos años la playa de Levante, en La Atunara ha perdido más de un millón de metros cúbicos de arena.La playa de la Atunara o de Levante ha pasado de tener una anchura de 30 metros a varios metros, que hoy se siguen regenerando con continuos dragados.

La arena del litoral no es estática, forma parte de flujos de material, cuyos caminos pueden comenzar en lugares lejanos del interior. El puerto pesquero de la Atunara, la ocupación de la zona del litoral son estructuras que bloquean el camino natural de los flujos de agua que distribuyen la arena, altera el balance sedimentario: En el interior del puerto se produce la sedimentación de partículas que, llegado un momento, saturan el fondo. El exceso de sedimentos se draga y deposita en los fondos cercanos, ocasionando un daño irreversible para las comunidades bentónicas.

Esta regeneración crónica en la playa de Levante supone un gasto anual de miles de euros y, para colmo, las regeneraciones efectuadas en todo el litoral de La Línea por parte de la Demarcación de Costas son un fracaso y no se quiere actuar contra quien está provocando esa erosión.

Esta playa ha sido profundamente alterada por la construcción de paseos marítimos, espigones, rellenos, dragados, construcciones en primera línea de playa, destrucción de cordones de dunas… lo que ha motivado la pérdida progresiva de arena y la incapacidad para regenerarse de forma natural tras los temporales de invierno. Verdemar entiende que en el Avance del PGOU se opte por la recuperación del frente litoral desde el Istmo hasta el fuerte Santa Bárbara, desmontando las infraestructuras en la primera línea de playa (paseo marítimo, Carretera, almacenes y ocupaciones deportivas) conectándolo con el Parque Princesa Sofia. Este cambio en el frente litoral desde el Istmo a la Atunara, revitalizará la zona con una proyección turística y gastronómica con la denominación de origen “La Atunara”.

Estas inversiones deben exigirse al gobierno central para trasladar las infraestructuras deportivas a otro entorno del municipio. Esas zonas deportivas están degradadas, ocupando la línea de Contravalación, también llamada línea de Gibraltar, zona gran interés histórico y ambiental que puede generar una fuente de riqueza para la ciudad.

Ese entorno del parque y los núcleos deportivos que forman parte del Istmo en sus escrituras manifiestan el tipo de usos recreativos, culturales y su ocupación territorial.

Sería conveniente proceder a la anulación de todas las concesiones por el municipio en el Parque Princesa Sofía que sean incompatibles con la finalidad para la que fue cedido el inmueble, restituyendo la zona a la situación originaria. Las usurpaciones que se han hecho de esta zona y muchas de las concesiones administrativas otorgadas por el Ayuntamiento en estos terrenos incumplen la finalidad de parque público para los que fueron cedidos en 1.969, ampliándose los fines mediante una Orden Ministerial de 19 de junio de 1.998 a usos de carácter recreativo, cultural y de ocio.El Parque Princesa Sofía debe conectarse con ese frente litoral que defendemos, recuperando arena al hormigón.   

En el segundo tramo de playa, desde el Fuerte de Santa Bárbara hasta el puerto de la Atunara, es necesario realizar un “catálogo y estudio de riesgo”. Ese tramo de litoral ha sido sometido a numerosas regeneraciones sin éxito. Alertamos de que los cimientos de las primeras construcciones en la línea de costas están en riesgo. Hay que encontrar soluciones en la naturaleza más allá de los espigones verticales y construcción de escolleras. Hay que desarrollar un “Plan Integral para la protección de ese frente costero”.

El avance del PGOU pasa por alto localizaciones de especies de flora protegida en el frente litoral desde el Puerto de La Atunara hasta La Alcaidesa. Además, su supervivencia se podría ver comprometida por una indebida ejecución de las previsiones recogidas en el planeamiento urbanístico de La Línea de la Concepción que ordena ese frente litoral.

Por lo tanto, en cumplimiento de los mandatos sobre conservación y restauración de hábitats contenidos en los artículos 18 de la Ley 8/2003, de 18 de octubre, de la flora y la fauna silvestres, y 45 al 46 del Decreto 23/2012, de 14 de febrero, por el que se regula la conservación y el uso sostenible de la flora y la fauna silvestres y sus hábitats, al derecho de esta parte interesa que se proceda, en coordinación con las Administraciones competentes, a la adopción de medidas que garanticen la supervivencia y expansión de la población de N. viridiflorus y otras amenazadas en el litoral Mediterráneo.

Proponemos la ampliación del Parque Natural de los Alcornocales, conexionando el frente litoral y La Sierra Carbonera por la Sierra del Arca (San Roque).

El municipio de La Línea ha sido hasta la fecha víctima de un desarrollo urbano indiscriminado , en el que la ausencia de la puesta en marcha de una planificación urbanística , con la consiguiente proliferación de viviendas ilegales , la ausencia de una política forestal , la degradación y desaparición de importantes zonas naturales , el vertido incontrolado de residuos urbanos e industriales y así una serie larga de actuaciones que podríamos considerar de “ desarrollo insostenido “ , pueden, de no ponerse freno a estas actuaciones , abocar en repercusiones que se están dejando notar, deteriorando gravemente el medio físico y la calidad de vida de los habitantes de La Línea.

La ciudad de La Línea posee dotaciones de zonas verdes y espacios libres muy inferiores al mínimo legal establecido (5 metros cuadrados /habitante) y se sigue suprimiendo parte del Parque Princesa Sofía , así como una gran deforestación en sus alrededores.

La falta histórica de una ordenación del territorio hace necesario que el futuro desarrollo planteado para este municipio tenga que partir de la base de que tiene que ser respetuoso con el Medio Natural, de lo contrario está abocado a la incompatibilidad entre el futuro desarrollo urbano y natural .El planteamiento previsto pone en peligro el futuro de La Línea y el agotamiento de la economía, esquilando los recursos naturales.

Por lo anteriormente expuesto, solicitaremos la exclusión de la Sierra Carbonera, su falda y el frente litoral como cualquier uso que no sea “su protección”. Así como el desarrollo de actuaciones que permitan su reforestación e inclusión de la misma en el Corredor Ecológico Guadiaro –Guadalquitón , entendiendo que las características de las mismas ponen de manifiesto la necesidad de que estos terrenos sean declarados Parajes de Protección Especial e incluidos, en concordancia con la Ley 4/89 de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres, previa modificación del Decreto correspondiente, en el límite del Parque Natural Los Alcornocales, lo cual no quiere decir que no se pueda  proyectar de alguna forma su uso y disfrute, e incluso rentabilidad como reclamo para atraer a turistas mediante la realización de itinerarios de turismo rural el fomento de empresas sustentables y otras actuaciones en concordancia con las características de la sierra.

Verdemar entiende que las opciones planteadas son incompatibles con la Legislación de Montes, entre algunas modificaciones se pretende destinar para usos turísticos (recalificación) una parte importante del área incendiada en el verano del 2016 entre Santa Margarita y La Alcaidesa, concretamente en los parajes de Portichuelos, San Antonio y Gibraltar-Playa, vulnerando lo establecido en el artículo 50 de la Ley 43/2003 de Montes.

En concreto se proponen usos turísticos de "alta gama" (resorts con muy baja ocupación) en la zona más alta y urbanizaciones colindantes con la zona ya urbanizada de Venta Melchor y Santa Margarita. Todo ello a través de Planes Especiales de Interés Turístico en Suelo No Urbanizable. Y todo con el peregrino argumento de que "las limitaciones establecidas en la legislación sectorial..., no deben impedir un desarrollo muy necesario,  máxime cuando la anterior revisión del PGOU con una aprobación inicial en 2002-6 recogía estos suelos dentro de sus suelos urbanizables propuestos, aspecto éste muy a tener en cuenta a fin de dejar constancia de la total ausencia de cualquier tipo de aprovechamiento oportunista".

Sorprende que el planificador municipal quiera crear una excepción al régimen de mantenimiento y restauración de los terrenos forestales incendiados, con un voluntarismo falsamente bienintencionado, que cae en el cinismo más absoluto. En ningún caso se dan los supuestos de excepción de la Ley, pues aquella revisión nunca fue aprobada definitivamente, ésta no ha hecho más que comenzar su tramitación sin obtener aún una evaluación ambiental favorable, y los usos propuestos responden a un interés económico privado que en ningún caso encajaría con las "razones imperiosas de interés público de primer orden" que la Ley exige

Se debería anular este intento ilegal de recalificación de los suelos afectados por el incendio forestal; a saber: es incompatible con el Plan de protección del corredor litoral de Andalucía (PPCLA).

Se propone la reclasificación a suelo urbanizable del Zabal a fin de regularizar la parcelación y edificaciones ilegales del área, pero se incluye injustificadamente el ámbito del Los Charcones (SUNS 14-C-02) que el PPCLA delimita como Zona Litoral de Protección Territorial (PT2), e impone que debe ser clasificado como suelo no urbanizable de especial protección o sistema general de espacios libres (artículo 12 Normativa). 

Es insuficiente la valoración de los impactos.El Documento Inicial adolece de lagunas en la valoración de impactos:

Por una parte, no se han tenido presente los escenarios de cambio climático, en lo que al incremento del nivel del mar se trata, y que pone en entredicho la viabilidad de desarrollos urbanísticos situados frente al litoral, como ocurre con los ámbitos "La Campana" y "Paseo Litoral Atunara", situada frente a la playa de Sobrevela, y que en la actualidad se conservan sin parcelar ni edificar, por lo que deberían integrarse dentro del sistema general de espacios libres para que conserven y potencien su carácter en un entorno muy degradado (esta misma consideración sería extensible a los suelos que se pretenden clasificar como urbanizables para un Parque Logístico Empresarial, en parcelas situadas frente al Polígono del Zabal, y que aún hoy conservan usos agrarios tradicionales).

El modelo de crecimiento urbano es incongruente con algunos de los objetivos ambientales propuestos.Sobre la Calidad del aire Verdemar señala el atinado diagnóstico sobre las causas de la mala calidad del aire del municipio, con índices malos o muy malos en ozono y PM10: "Según un informe de la OMS La Línea de la C. tiene la peor calidad del aire de 46 ciudades analizadas, dado que se encuentra entre tubos de escape (20.000 vehículos cruzan a diario la Verja) y chimeneas, que recomienda que las PM10 no superen una media anual de 20 microgramos por metro cúbico, y en La Línea se registran 33". 

Sin embargo, se propone en la zona de la frontera un gran centro terciario y un business centre, cuando el propio DIE admite que el desarrollo de áreas de ocio, servicios y turismo puede hacer que el tráfico aumente.

Por consiguiente, debe valorarse la retirada de tales proyectos en un área saturada con muy mala calidad del aire 

Visto 102 veces Modificado por última vez en Domingo, 13 Enero 2019 18:26

Deja un comentario

En RTV Sol Los Barrios no nos hacemos responsables de las opiniones de los usuarios ya que cada uno mantendra una idea que puede que con coincida con la de otros, esto es un simple sitio donde hablar de cosas que acontecen en nuestro entorno. Usalo con cabeza, moderacion y respeto.

Radio Sol Los Barrios 107.5 FM