Noviembre 12, 2019

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

El bipartidismo amordaza al resto de grupos políticos algecireños

Por Ignacio Holgado

En el mandato actual del consistorio algecireño estamos presenciando situaciones que no dejan impasible a nadie

El nuevo ciclo político comenzó con la subida salarial a nuestros representantes públicos y con el aumento de gasto en cargos de confianza, algo incomprensible debido a la elevada deuda municipal y ante la amenaza de una nueva recesión económica que parece muy próxima.

También se dio a conocer que al grupo mayoritario de la oposición (PSOE) se le asignaba la liberación de un concejal y se le concedía un asesor más que al resto de grupos, algo inaudito en la historia democrática algecireña.

Resulta llamativo que el nuevo gobierno local haga este tipo de concesiones al que se considera su rival directo en la lucha por la alcaldía algecireña. Pero no quedó ahí la cosa, en el último pleno PP y PSOE hicieron piña para amordazar al resto de grupos políticos con representación en la casa consistorial.

Los populares ningunearon a su socio de gobierno (Cs) firmando un acuerdo con los socialistas, imponiendo la disminución del número de mociones que pueden presentar el resto de grupos políticos en las sesiones plenarias; a partir de ahora PP y PSOE pueden presentar dos mociones y el resto de grupos sólo una (incluido Ciudadanos).

El portavoz de Cs ni reaccionó a este desplante, no hizo valer su posición "privilegiada" temiendo que se pudiera poner en peligro el pacto con el PP. Pacto que es de todos conocido, que además de ser una cortina de humo, está cogido con pinzas debido a que Landaluce tiene el apoyo del concejal no adscrito que le es suficiente para proporcinarle la mayoría absoluta.

Ciudadanos nunca ha representado a sus votantes en el mandato actual debido a que los concejales naranjas siempre han dado su apoyo incondicional a los populares sin pedir nada a cambio, para afianzar así sus cargos en el gobierno local a toda costa.

Este tipo de pactos a cambio de beneficios personales hacen que los votantes algecireños no se sientan representados y que se esfume su obligación moral de votar, algo que se volverá a notar en las elecciones del próximo 10 de Noviembre.

Valora este artículo
(0 votos)
Comparte en tus redes sociales