Julio 07, 2020

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

No era un ruiseñor pero también les sirvió para matarlo

Por Julio C. Pacheco

Es ya más que evidente que alguien se está dedicando a tocar las narices en las redes sociales locales. Denuncias anónimas para el boqueo temporal de cuentas, grupos y otras situaciones que permite Facebook haciéndote sentir totalmente impotente e indefenso. Ya el señor Mark Zuckerberg –después de regalarle casi toda nuestra información- no se limita a manejar nuestras vidas, ahora también impone su ley mundialmente

Circunscribiéndome a esta zona, Los Barrios, no íbamos a ser menos. Luego está también la utilización que hace cada usuario o administrador de las herramientas que permite Facebook. Cuando empiezas a ver que la gente no hace comentarios sobre ciertos temas importantes es que el señor Maquiavelo está más presente que nunca: “Quien controla el miedo de la gente, se convierte en el amo de sus almas”. Luego tienes a los que lo utilizan para interrelacionarse con sus “amigos”, tratar de informar, informarse, formar, entretener, reivindicar algo, denunciar alguna situación… objetivos del todo lícitos mientras que se respete la legislación vigente.

Pero -porque siempre hay un pero- cuando nos decían que salíamos de una crisis ahora estamos inmersos en la mayor pandemia mundial conocida desde hace mucho tiempo. A ese principal ingrediente le añadimos la radicalidad, el elevado nivel de crispación política, los nacionalismos, la globalización de una sociedad donde se fomenta la incultura… y el “bicho” y la economía sin saber todavía nadie cuáles serán sus caprichos y sus víctimas.

Bueno al tema local, que de mis tres lectores que tengo, uno ya ha dejado de leer, otro se ha dormido y el último anda pensando: “Éste no es mi Julio, me lo han domesticado”.

En estos últimos días he comprobado el factor humano local en la red. Mientras le afeaba a nuestro alcalde Miguel Alchochel -en su muro personal- la utilización de una publicación municipal para arremeter contra el PSOE (sea por instrucciones de él, su equipo o alguno que se dedica a meterle palos en sus ruedas), él es la máxima autoridad y el primer responsable. Pero claro Miguel es de otra pasta, de un gran talante y es muy complicado tener una disputa con él; y ya le llueven demasiadas críticas, algunas de ellas justas pero de muy difícil solución con la crítica situación económica actual.

Pues eso, ahora Facebook está jugando mucho con sus algoritmos y te recomiendan, los que saben de esto, que compartas tus publicaciones en algún grupo para que las visualice más gente. Aparte, me gusta estar en ellos porque dan pequeñas noticias -de todo tipo-, las que no suelen cubrir los medios y sociológicamente son muy interesantes para mí. Así que a compartir y buscar mi minuto de gloria, porque en esto de escribir y publicar en los medios soy neófito. Y ¡oiga! que tengo que alimentar mi gigantesco ego.

Primero hice un comentario personal sobre Ciudadanos, compartiendo una noticia sobre su interés en un nuevo pliego de condiciones. Luego le realicé una pregunta a la concejala Sara Lobato sobre los 5.520 € mensuales que reciben -entre todos- los grupos municipales, que por 12 es un pastizal hasta para mí; y si ellos y el resto de los grupos seguirían donándola. Perdí una “amiga” en el feisbu. Y ya por último, un vídeo de una publicación donde aparecía nuestro versátil concejal David Gil anunciando –entre otras cosas- la segregación del Área Sanitaria del Campo de Gibraltar. He de reconocer que en este último comentario fui en un párrafo demasiado cáustico: “Lo mismo te plancha un huevo, que te fríe una corbata”.

Y claro yo iba compartiendo, sin más problemas. Los compartía en los pocos grupos locales en los que estoy, a la par que en mi muro. He de ser sincero, algún administrador serio me dijo que no lo podía compartir por lo de la leyenda negra de los bloqueadores y -al parecer- de leyenda nada.

Me dio por revisar los grupos y ¡oh sorpresa!, en el del gentilicio (sin el “yo” delante, del que ya fui expulsado hace bastante), tan sólo aparecía mi comentario sobre Ciudadanos. Los otros los habían borrado. Y no, no es justo. Si no quieres compartir información política o vulnera las reglas de participación, lo acepto y punto. Pero yo que soy de espíritu inquieto indagué hasta llegar a alguna administradora “fundadora” y claro, hay grupos de odiadores-insultadores –en general- que no me gustan y nunca entro, pero éste es de postulantes a guardias pretorianos más propios de otras épocas.

Les dejé publicado un dibujo del entrañable Piolín, para que no se molestara a nadie. ¿Recuerdan?, ese dibujo animado de un pajarito amarillo y su: “Me pareció ver un lindo gatito”. También se lo cargaron. Eso se carga la credibilidad de cualquier aprendiz de administrador de lo que sea. Motivo: no tiene nada que ver con Los Barrios.

¿Qué todo esto es una pequeña chorrada?, pues sí, pero mucho mejor que grabarles una cuña de audio y así de camino la peña en general practica eso de la lectura-comprensión.

Descansa en paz mi querido Piolín, por donde quiera que andes.

Valora este artículo
(2 votos)
Comparte en tus redes sociales
© 2019 RTV Sol Los Barrios