Agosto 09, 2020

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Nuestros niños:Más historias, que muchos desconocemos, o que se conoce y no se aplica

Por José Lirio Jiménez

Las personas desde el nacimiento construyen su autoestima aprendiendo a expresar bien sus emociones. Para ello es importante el vínculo de comunicación de la madre, y beneficioso para el niño, donde estos se dotan de una protección segura ante una sociedad corrupta en sus instituciones,  corrupta en diversiones, drogas, y sin respeto

Los padres somos los protectores educativos de nuestros hijos, no lo es el gobierno, los padres somos los que tenemos la tarea continua de acompañar a los hijos al logro de su autonomía personal. A los hijos hay que hacerles comprender poco, a poco, que pueden buscar la felicidad y el bienestar sin recurrir a elementos artificiales y externos como las drogas, o el adoctrinamiento fuera del lugar materno.

Si son autónomos y auto eficaces confiarán cada vez más en si mismo para afrontar las dificultades y superarlas con éxito. La etapa más importante en la maduración  del ser humano, es desde que nace hasta que empieza a gatear, el niño explora y aprende a ejercitar los cinco sentidos. También empieza a reconocer el trato, el ambiente, si este es cálido, si se le quiere, o si hay tensiones, en casa.

Así que nacer es un regalo y vivir es abrir ese regalo.

Diremos que alimentarse es hacer crecer el cuerpo y aprender es hacer crecer la mente, para poder adquirir la paz, la que dá poder mirar atrás, y no lamentarnos de no habernos atrevido mirar adelante. 

Somos tan culpables, y cobardes  que nos dicen el gobierno social comunista que los hijos no pertenecen a los padres, y nos quedamos tan tranquilos. Ésta sociedad civil está muerta, la derecha dividida, modifican las leyes, para premiar a los golpistas, adoctrinan en las escuelas y todos tan tranquilos, y el camino de Venezuela abierto para España. 

Así que vivimos tiempos de cambios profundos y rápidos. Miramos con temor los acontecimientos, preguntándonos a donde iremos, y con quién iremos, sentimos la sensación  de ceder, de acomodarnos cada cual en su propia parcela, estamos en una situación  que nos mantiene incapaces de poder alcanzar la plena medida de ser hombre, o mujer, nos encerramos en la lógica de nuestro propio discurso personal conduciendo cada vez mas lejos  nuestra propia identidad,  hasta hacernos irreconocibles a nosotros mismos olvidando hasta nuestro propio nombre.

Así que debemos levantarnos y ponernos en marcha en la búsqueda y liberación de lucha contra nuestro propio egoísmo, hagamos examen de conciencia sobre lo que se nos viene encima, porque nuestros hijos son nuestros, y de nadie más, luchemos por ellos, porque si no lo hacemos, el futuro que le dejaremos será imposible que lo superen.

Valora este artículo
(0 votos)
Comparte en tus redes sociales
© 2019 RTV Sol Los Barrios