Septiembre 23, 2019

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Una batalla ganada al odio

Por Rafael Oliva

Ocurrió ayer mismo.  Una página de la conocida red social Facebook publicó dos fotografías: en una de ellas se veía un buque de la armada, en otra unos bomberos sentados en el suelo.  A las imágenes les acompañaba el siguiente texto: “Algo falla en España cuando bomberos exhaustos del incendio de Gran Canaria duermen en la calle porque no se les paga un hotel, pero el gobierno sí es capaz de gastar 1.000.000€ en mandar el buque Audaz de la armada y dotación de 62 personas a Lampedusa para traer inmigrantes

Yo no tengo por costumbre dar crédito a este tipo de aberrantes manipulaciones, pero como lo compartió un conocido no pude resistirme a hacer algún comentario, e incluso a denunciar la publicación, en vista de que tamaña trola había sido compartida ya siete mil veces.  Muy poco después, la misma foto recibió un comentario de un tal Jorge Luis González: “Soy cabo de bomberos de Gran Canaria.  Los que están descansando ahí son mis compañeros de Fuerteventura.  Estamos exhaustos.  Descansamos ahí, porque en primera línea no entra nadie más que nosotros.  Así es y así debe ser.  En mis vacaciones y con mi dinero, embarco para tratar de salvar a personas que se están ahogando por personas como tú.  Me parece tan oportunista y despreciable tu mensaje que, agotado como estoy, me veo en la obligación de responderte.  Incluso trataría, de salvar tu vida si te viese en peligro.  Incluso a ti”.

Evidentemente, las manifestaciones de apoyo al bombero fueron abundantes e inmediatas.  Además, debió haber muchas denuncias puesto que la publicación original no solo fue borrada, sino que el perfil entero de la página que lo generó fue eliminado.  Con esto se demuestra que al odio y a la mentira se les puede ganar la batalla, pero sí, hay que plantarles cara.  Parece mentira que en pleno siglo XXI todavía haya quien dé por válidas estas “informaciones” cuando a todas luces se trataba de una horripilante y nauseabunda manipulación partidista.  No resulta difícil imaginar de qué infecta cloaca salió tan aberrante vómito mental, lo que nos da una idea de la diarreica mesnada de odiadores profesionales que tenemos enfrente.

Personalmente, no sé qué pensar sobre unos señores que aprovechan dos tragedias tan enormes como son el drama de la inmigración en el Mediterráneo y la catástrofe medioambiental en Gran Canaria para generar un odio que creen que les va a beneficiar electoralmente.  Bueno, en realidad sí que lo sé, pero creo que es ilegal decirlo.  Me produce un asco tan extremo que en la rica lengua de Cervantes faltan vocablos que lo definan.  Animado por el fragor de la contienda me lancé a investigar la red y no tardé mucho en encontrar decenas de perfiles similares al que había publicado la cruel mentira de los bomberos.  No pude evitar lanzar todas las flechas de mi carcaj virtual, hasta vaciarlo por completo.

Os animo a que presentéis batalla a la desinformación, que os unáis a Jorge Luis, a mí y a tantos otros en la lucha contra las fake news.  Es muy sencillo, en vuestro móvil solo tenéis que clicar en los tres puntitos de arriba a la derecha y luego en “denunciar publicación”.  A continuación, se nos pedirá que elijamos, entre varias opciones, el motivo de nuestra denuncia.  Puede ser porque el lenguaje incita al odio o porque creamos que la noticia sea falsa.  Después, Facebook nos pedirá hasta en 4 ocasiones que nos aseguremos de que estamos haciendo lo correcto, así que clicamos hasta 4 veces en “aceptar”.  Y listo, ya hemos forjado un nuevo escudo contra los envites de la mentira.

La verdad nos hará libres. 

Valora este artículo
(5 votos)
Comparte en tus redes sociales
© 2019 RTV Sol Los Barrios