Noviembre 12, 2019

Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

El gobierno del cambio

Por Ignacio Holgado

Una vez transcurrido unos meses desde las elecciones municipales, se puede intuir el camino que van a seguir los dirigentes locales a lo largo del mandato

En el caso de Algeciras, este tiempo lo han invertido en elevar el gasto político a un millón y medio anual además de solicitar nuevos créditos para hacer frente a sentencias firmes y al pago de proveedores, disparando la deuda municipal a más de 230 millones, hipotecando el futuro de los algecireños y llevando al consistorio a una situación de quiebra técnica.

Ni decir tiene que todavía quedan numerosas sentencias judiciales a las que tendrá que hacer frente nuestro ayuntamiento debido a la mala gestión ejercida durante las últimas décadas, a causa de la visión cortoplacista de los gobiernos que se han ido sucediendo en nuestra ciudad cuyo único objetivo era perpetuarse en el poder.

La novedad del gobierno actual es la coalición de PP-Cs, que durante este inicio de mandato se ha demostrado que simplemente ha sido una absorción de los concejales naranjas por parte de los populares; ya que el acuerdo de gobierno fue una cortina de humo y lo único que verdaderamente se pactó es incluirlos en la nómina del gobierno a cambio de su apoyo incondicional.

Las únicas aportaciones de los concejales naranjas han sido potenciar la precariedad laboral en la ciudad, dando una abrumadora bienvenida a una empresa de mensajería con numerosas sentencias judiciales en su contra por contratar a empleados como falsos autónomos; y demostrar su incapacidad para buscar una solución a la plaga de cerdos vietnamitas que acampaban a sus anchas por zona sur, llegando a convertirse en un problema de salud pública en nuestro municipio.

Ahora toca revisar las ordenanzas fiscales municipales y al gobierno del cambio no se le ha ocurrido otra medida que subirle los impuestos a los algecireños para aumentar la recaudación en más de 350.000€, que curiosamente es el coste los cargos de confianza de la nueva corporación.

Fue lamentable que la primera medida que tomó el equipo de gobierno local fuera subirse los salarios y es insultante que la segunda va ser incrementar los impuestos a los algecireños. Un ejemplo de la incoherencia de los políticos actuales que deberían velar por el bienestar de nuestra ciudad y sus vecinos, y no beneficiarse ellos.

Valora este artículo
(0 votos)
Comparte en tus redes sociales